lunes, 30 de abril de 2018

Jornada Iras 2018




Os adjuntamos información de la Jornada sobre prevención de la infección relacionada con la asistencia sanitaria que tendrá lugar el 8 de mayo en el hospital Ramón y Cajal:
Título: LOS LÍMITES DE LA PREVENCION. Conversaciones con expertos para prevenir la Infección Relacionada con la Asistencia Sanitaria (IRAS).

Fecha: 8 de mayo de 2018.

Lugar: Salón de Actos del Hospital Universitario Ramón y Cajal.

Formato conversación/Coloquio de dos personas con un moderador activo.

Programa completo e Inscripción gratuita en:bit.ly/limites_SMPSP_HRC
Se admitirán comunicaciones en formato PÓSTER DIGITAL de acuerdo con las instrucciones que figuran en el programa  al realizar la inscripción.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Revisión Cochrane sobre dispositivos para prevenir lesiones por pinchazo de aguja




Revisión Cochrane sobre dispositivos para prevenir lesiones por pinchazo de aguja.

Referencia: Reddy, V.K., Lavoie, M.C., Verbeek, J.H. y Pahwa, M. (2017)
Dispositivos para prevenir las lesiones de exposición percutánea causadas por agujas en el personal sanitario.

Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas. 14 de noviembre. CD009740.


Resumen: ANTECEDENTES: Las lesiones por exposición percutánea de los dispositivos utilizados para la recolección de sangre o para inyecciones exponen a los trabajadores de la salud al riesgo de infecciones transmitidas por la sangre como la hepatitis B y C y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Las características de seguridad como escudos o agujas retráctiles pueden contribuir a la prevención de estas lesiones y es importante evaluar su efectividad.


OBJETIVOS: Determinar los beneficios y daños de los dispositivos médicos de seguridad con el objetivo de prevenir las lesiones por exposición percutánea causadas por las agujas en el personal de salud versus ninguna intervención o intervenciones alternativas. MÉTODOS DE BÚSQUEDA: Se realizaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, NHSEED, Science Citation Index Expanded, CINAHL, Nioshtic, CISdoc y PsycINFO (hasta el 11 de noviembre de 2016).
Criterios de selección: Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA), los estudios controlados antes y después (CBA) y los diseños de series temporales interrumpidas (ITS) del efecto de los dispositivos médicos de ingeniería de seguridad sobre las lesiones por exposición percutánea en el personal sanitario.

RECOPILACIÓN Y ANÁLISIS DE DATOS: Dos de los autores evaluaron de forma independiente la elegibilidad del estudio y el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Sintetizamos los resultados del estudio con un metaanálisis de efectos fijos o de efectos aleatorios cuando fue apropiado.


Resultados principales: Se incluyeron seis ECA con 1838 participantes, dos ECA grupales con 795 participantes y 73,454 días-paciente, cinco ACB con aproximadamente 22,000 participantes y once STI con un promedio de 13,8 puntos de datos. Estos estudios evaluaron modificaciones seguras de sistemas de recolección de sangre, sistemas intravenosos (IV), sistemas de inyección, dispositivos múltiples, contenedores de objetos cortantes y legislación sobre la implementación de dispositivos seguros. Estimamos que la tasa de lesión por pinchazo de aguja (NSI) en los grupos de control es de aproximadamente uno a cinco INE por cada 1000 años-persona. Solo hubo dos estudios en países de ingresos bajos o medianos. El riesgo de sesgo fue alto en 20 de 24 estudios. Sistemas seguros de recolección de sangre: Encontramos un ECA que encontró una jeringa de sangre para ingeniería de seguridad que no tuvo un efecto
considerable en los INE (Riesgo relativo (RR) 0,2, Intervalo de confianza del 95% (IC 95%) 0,01 a 4,14, 550 pacientes, calidad muy baja evidencia). En un estudio ITS, los sistemas seguros de recolección de sangre disminuyeron las INE inmediatamente después de la introducción (tamaño del efecto (ES) -6,9; IC del 95%: -9,5 a -4,2) pero no hubo más disminución con el tiempo (ES -1,2, IC 95% - 2.5 a 0.1, evidencia de muy baja calidad).

Otro estudio de ITS evaluó un escudo de recapitulación obsoleto, que no consideramos más. Sistemas intravenosos seguros Hubo pruebas de muy baja calidad en dos estudios ITS que las INE se redujeron con la introducción de dispositivos IV seguros, mientras que un ECA y un estudio CBA proporcionaron pruebas de muy baja calidad sin efecto. Sin embargo, hubo evidencia de calidad moderada producida por otros cuatro estudios controlados aleatorizados que estos dispositivos aumentaron el número de salpicaduras de sangre cuando el sistema de seguridad se tuvo que involucrar activamente (riesgo relativo [RR] 1,6; IC del 95%: 1,08 a 2,36). En contraste, hubo pruebas de baja calidad producidas por dos ECA de sistemas pasivos que no mostraron ningún efecto sobre las salpicaduras de sangre. Sin embargo, otro ECA produjo evidencia de baja calidad de que un sistema de IV activo seguro diferente también disminuyó la incidencia de pérdidas de sangre. Dispositivos de inyección seguros Hubo pruebas de muy baja calidad proporcionadas por un ECA y un estudio de CBA que mostraron que la introducción de dispositivos de inyección seguros no cambió considerablemente la tasa de INE.

Un estudio ITS produjo evidencia de baja calidad que muestra que la introducción de sistemas seguros de inyección pasiva no tuvo ningún efecto en la tasa de NSI en comparación con los sistemas seguros de inyección activa. Múltiples dispositivos seguros Hubo evidencia de muy baja calidad de un estudio CBA y dos estudios ITS. Según el estudio CBA, la introducción de múltiples dispositivos seguros dio como resultado una disminución en el NSI, mientras que los dos estudios ITS no encontraron cambios. Los contenedores de seguridad Un estudio de CBA produjo evidencia de muy baja calidad que muestra que la introducción de contenedores de seguridad disminuyó el NSI. Sin embargo, dos estudios ITS que evaluaron la misma intervención encontraron resultados inconsistentes.

Legislación. Hubo evidencia de calidad baja a moderada en dos estudios de ITS que la introducción de legislación sobre el uso de dispositivos de ingeniería de seguridad redujo la tasa de INE entre los trabajadores de la salud. También hubo evidencia de baja calidad que mostró una disminución en la tendencia a lo largo del tiempo de las tasas de INE. Veinte de 24 estudios tenían un alto riesgo de sesgo y la falta de evidencia de un efecto beneficioso podría deberse tanto a confusión como a sesgo. Esto no significa que estos dispositivos no sean efectivos.

CONCLUSIONES DE LOS AUTORES: Para los sistemas seguros de recolección de sangre, encontramos evidencia de muy baja calidad de efectos inconsistentes en las INE. Para sistemas intravenosos pasivos seguros, encontramos evidencia de muy baja calidad de una disminución en el NSI y una reducción en la incidencia de eventos de pérdida de sangre, pero evidencia de calidad moderada de que los sistemas activos pueden aumentar la exposición a la sangre. Para las agujas de inyección segura, la introducción de múltiples dispositivos de seguridad o la introducción de contenedores de objetos punzantes, la evidencia era inconsistente o no había evidencia clara de un beneficio. Hubo evidencia de baja a moderada evidencia de que la introducción de la legislación probablemente reduce las tasas de INE. Se necesitan estudios controlados aleatorios por conglomerados de mayor calidad que incluyan medidas de costo-efectividad, especialmente en países donde tanto los INE como las infecciones transmitidas por la sangre son altamente prevalentes.

Mas información

lunes, 8 de mayo de 2017

Medico expulsado del Colegio Profesional por oponerse a las vacunas

Un médico italiano no podrá ejercer la medicina por oponerse a las vacunas



La noticia ha caído como una bomba en el mundo sanitario. Por primera vez en Italia un médico es expulsado de su Colegio profesional por oponerse a las vacunas. Se trata de Roberto Gava, de 59 años, echado del Colegio de Treviso, capital de la provincia del mismo nombre, en la región del Veneto, al norte de Italia. Al ser expulsado, no podrá ejercer la medicina.
Es la sanción más dura que le podía caer. El expediente y comportamiento del doctor Gava fue examinado por una comisión ética formada por 15 personas, que consideró que el médico había violado gravemente el código deontológico. El doctor Gava era uno de los más firmes opositores de las vacunas y era uno de los líderes del movimiento «no-vax» en contra de las vacunaciones. Había publicado varios libros sobre los riesgos ligados a estos medicamentos, organizando además convenios sobre el tema. Se había licenciado en Medicina y Cirugía en la Universidad de Padua y en su página web especifica que se ha especializado en cardiología, farmacología clínica, toxicología médica y perfeccionado en acupuntura, homeopatía y bioética.

Una señal para otros médicos

Las reacciones en el mundo sanitario han sido de gran satisfacción, tras la sorpresa inicial porque se trata del primer caso en Italia. El presidente del Instituto de Sanidad, Walter Ricciardi, ha manifestado: «Gracias al Colegio de Médico de Treviso por haber expulsado al primer médico debido a su comportamiento no ético y anticientífico en relación con las vacunas. La decisión es un paso importantísimo, que debe constituir una señal para todos los médicos que no se comporten según la deontología. Es una medida más que justificada».
El presidente del Instituto de Sanidad se ha referido también a los daños que pueden provocar las posiciones de médicos contra las vacunaciones: «En Italia estamos viendo los efectos de las campañas contra las vacunas, con tasas de cobertura que han caído en picado».

Cae en picado la cobertura de vacunación

El doctor Gava hacía campaña de sus tesis no convencionales desde hace años, con resultados muy preocupantes. Las autoridades sanitarias de la región se habían alarmado al constatar el número creciente de niños no cubiertos por vacunas contra enfermedades como sarampión, varicela o meningitis, lo que constituía un grave problema. De ahí que partieran especiales controles por parte de las autoridades sanitarias.
Se constató así que el doctor Gava daba conferencias médicas sobre métodos de curas alternativas y sus textos, entre ellos un manual sobre las vacunaciones pediátricas, tenían mucho éxito entre sus seguidores y quienes se oponen a las vacunaciones en masa. En Italia son obligatorias las vacunas contra la difteria, tétanos, poliomielitis y hepatitis B. Todas las demás son voluntarias.
Los abogados del doctor Gava afirman en un comunicado que ha sido condenado por sus ideas y que contra él se ha hecho un «proceso al estilo Galileo Galilei», que fue injustamente condenado.

Via: abc.es

martes, 2 de mayo de 2017

OMS. Prevención frente a los sectores antivacunas



Resultado de imagen de OMS

La OMS aboga por la inversión en prevención frente a los sectores anti-vacunas.

Con motivo del reciente Día mundial de la Malaria (celebrado el pasado día 24 de abril) los expertos en vacunación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han lanzado un mensaje a favor de aumentar la inversión y el uso de las vacunas en campañas de prevención a nivel mundial. Lo hacen considerando, al mismo tiempo, que las dudas y miedos de algunos sectores de la sociedad frente a las vacunas son totalmente infundados dado el alto grado de efectividad de las vacunas en la prevención de enfermedades infecciosas.


jueves, 27 de abril de 2017

¿El gran negocio de las vacunas?


Enfermos en pulmones de acero en la sala de la polio del Centro Nacional de Rahabilitación Rancho Los Amigos (California), en 1953.


El gran negocio de las vacunas 


Hoy os acercamos este artículo que refleja las conspiraciones malintencionadas en contra de las vacunas, una medida de salud pública que, junto con los sistemas de cloración y saneamiento de las aguas mas a contribuido a salvar vidas y mejorar la calidad de la vida de millones de personas durante los siglos XX y XXI.

No dejes de leerlo.


“El negocio de las vacunas pronto será la primera fuente de ingresos de las principales compañías farmacéuticas”, sentenciaba en enero de 2016 el autor de una información publicada en Global Research, una web conspiranoica y antiglobalización. La inmunización generalizada, suelen decir los antivacunas, responde a la voracidad de la industria farmacéutica y la complicidad de los gestores públicos más que a necesidades de salud pública. En las vacunas hay un gran negocio; es verdad. Las farmacéuticas quieren ganar dinero con sus inversiones y trabajo, lo mismo que el panadero, el quiosquero, el camarero, el fabricante de su móvil, usted y yo. ¿Pero ganan tanto con este tipo de medicamentos?
La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que el negocio de las vacunas ascendía en 2010 a unos 25.000 millones de dólares frente a los 5.000 de diez años antes. Gracias al crecimiento de los mercados chino, alemán, indio y japonés, así como a las campañas de donación, ese subsector moverá unos 35.000 millones de dólares en 2020. Es mucho dinero, aunque en 2010 las ventas de vacunas sólo suponían entre el 2% y el 3% del mercado farmacéutico global y están muy lejos de ser “la primera fuente de ingresos de las más grandes compañías farmacéuticas”. En 2016 GSK -la compañía líder en vacunas con cerca del 23% del mercado- debió a ellas el 16% de sus beneficios, muy por detrás del resto de los medicamentos (58%) y los productos de salud bucodental, nutrición y otros  (26%).
Las farmacéuticas ganan dinero con las vacunas, pero estos fármacos, que han evitado y evitan millones de muertes, también han resultado por eso perjudiciales para muchos. La OMS calcula que “la inmunización previene cada año entre 2 y 3 millones de defunciones por difteria, tétanos, tos ferina y sarampión”, y que, “si se mejorara la cobertura vacunal mundial, se podrían evitar otros 1,5 millones” de muertes. Las vacunas han acabado con la viruela, que sólo en el siglo XX mató a más de 300 millones de personas. Han puesto contra las cuerdas a la poliomielitis, que llenaba hace 60 años en Estados Unidos hangares de pulmones de acero para tratar a los enfermos con parálisis de los músculos que ayudan a la respiración y en 1988 dejaba paralíticos a casi mil niños al día en todo el mundo. Y han salvado 20,3 millones de personas de morir por sarampión entre 2000 y 2015. Así que los fabricantes de ataúdes -que diría el televisivo doctor House- y de pulmones de acero han visto perjudicados sus negocios por ellas. Triste, ¿verdad?
Un dólar en vacunas ahorra hasta 44
Adamu Yusif, un niño nigeriano de 15 años víctima de la polio, con sus compañeros de clase. Foto: Fundación Bill y Melinda Gates.Según un estudio publicado en la revista Health Affairspor investigadores de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, cada dólar invertido en vacunas supone un ahorro de hasta 44. Sachiko Ozawa y sus colaboradores examinaron el impacto económico previsto de un programa de vacunación contra diez enfermedades en 94 países de bajos y medianos ingresos entre 2011 y 2020. Concluyeron que los 34.000 millones de dólares necesarios para llevar a cabo la iniciativa supondrán a la larga un ahorro de 586.000 millones en gastos por enfermedad y hasta 1,53 billones en general. Otro trabajo sobre el impacto de la vacunación en EE UU, publicado en Pediatrics, ha determinado que la inmunización de los nacidos en 2009 contra 13 enfermedades supone para EE UU evitar 20 millones de casos de males prevenibles y 42.000 muertes prematuras, con unos beneficios netos para el país de 69.000 millones de dólares.
Cuando era niño, un compañero de clase llevaba hierros en las piernas a causa de la polio, había mucha gente con la cara picada por la viruela y pasar el sarampión, la varicela y la tos ferina era algo común. Gracias a las vacunas, hoy no ocurre eso. En el País Vasco, la última víctima de la polio fue una niña gitana  que sufría parálisis de la pierna y el brazo derechos, Fue en 1985. “Pocas medidas de salud pública pueden compararse con el impacto de las vacunas. La vacunación ha reducido la enfermedad, la discapacidad y la muerte a causa de una serie de enfermedades infecciosas”, escribían hace unas semanas Walter A. Orenstein y Rafi Ahmed en un editorial de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences en el que destacaban que estos fármacos son una de las herramientas para la prevención de la enfermedad “con mejor relación coste-efectividad”
Que gracias a las vacunas no se den en las sociedades desarrolladas casos de sarampión, paperas, rubéola, polio y otras enfermedades, lleva a algunos a pensar que esas patologías ya no existen. No es así, como demuestra el último brote de sarampión en Europa a consecuencia del avance del movimiento antivacunas. En países como Rumanía, Italia, Francia y otros, la cobertura vacunal ha bajado del 95%, y el sarampión -“una de las principales causas de muerte entre los niños pequeños”, según la OMS- tiene el campo más libre que nunca cuando se creía que estaba en vías de erradicación. El éxito de las vacunas lleva a gente con poca memoria a pensar que ciertas enfermedades han desaparecido cuando no es verdad. Están agazapadas a la espera de que bajemos las defensas.
Casos anuales de enfermedades en EE UU antes y después de la era vacunal. Gráfico: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.Los antivacunas se benefician de que todos los demás estamos vacunados y los virus no pueden propagarse libremente. Por eso son raros, afortunadamente, en países como España los casos de niños que enferman y mueren por sarampión, difteria y otros males. Pero, si la cobertura vacunal baja, los antivacunas no sólo pondrán en peligro a sus hijos, sino también a aquéllos que, por razones médicas, no puedan vacunarse, hayan perdido la inmunidad o tengan las defensas bajas. Esa inmunidad de rebaño, basada en la solidaridad colectiva, puede perderse por la actitud egoísta e insolidaria de unos pocos. Es lo que sucedió en diciembre de 2014 en Disneylandia, donde los bajos índices de vacunación dispararon un brote de sarampión que se saldó con más de cien casos. Y en Japón a finales de los años 70, cuando se desplomó la tasa de vacunación contra la tos ferina y en 1979 la contrajeron más de 13.000 personas y 41 murieron, cuando seis años antes no se había registrado ningún fallecimiento y sólo 393 casos de la enfermedad.
El fraude antivacunas
El médico británico Andrew Wakefield falseó en 1998 los resultados de un estudio clínico y aseguró en la revista The Lancet  que la vacuna triple vírica -contra el sarampión, la rubéola y las paperas- causaba autismo. Resultó ser un fraude perpetrado para ganar millones fomentando el miedo a las vacunas. Él, que acabó siendo inhabilitado, y sus socios calculaban que iban a embolsarse hasta 33 millones de euros anuales en EE UU y Reino Unido sólo con la comercialización de pruebas para la detección de la enterocolitis autística, enfermedad cuya existencia no ha sido probada y que fue descrita por él y sus colaboradores en el mismo artículo de The Lancet en el que conectaban la  vacuna triple vírica con el autismo. El efecto de la repercusión mediática de su trabajo, considerado uno de los grandes fraudes científicos de la Historia, fue el desplome de las tasas de vacunación en Reino Unido, EE UU y otros países.
¿Qué se puede hacer ante esto además de campañas de concienciación? En Australia, quienes no inmunizan a sus hijos no tienen derecho a beneficios fiscales que se aplican hasta que los menores cumplen cinco años y California aprobó en 2015 una ley que prohíbe la escolarización de los niños que no estén vacunados. En España, podrían aplicarse esas dos medidas. Además, los colegios de médicos deberían sancionar a los profesionales que fomenten la antivacunación; la Justicia tendría que considerar la no vacunación infantil como una forma de maltrato; y los medios públicos dejar de dar cancha a los antivacunas y que no se repita lo que hacía hace poco TVE y en 2012 ETB. Por último, dado que la biología permite en la actualidad identificar al individuo origen de un brote, infeccioso también podría legislarse para que, si se trata de un niño que no ha sido vacunado por voluntad de sus padres, éstos hagan frente a todos los gastos ocasionados por su decisión y no se detraiga ese dinero del de todos.
¿Van a hacer nuestros políticos algo en la línea de lo antedicho o esperarán a que enfermen y mueran más niños por infecciones evitables? ¿Van a ser contundentes las sociedades científicas españolas y, como ha hecho la Asociación Médica Estadounidense, abogar por la vacunación obligatoria? Porque las vacunas son un gran negocio para todos y no deberíamos renunciar a él.

Via: magonia.com

miércoles, 19 de abril de 2017

Se restablece la vacunación frente a Tetanos, Difteria y Tosferina

SANITAT RESTABLECE LA PAUTA DE VACUNACIÓN PARA TÉTANOS Y DIFTERIA A PARTIR DE MAYO

La Conselleria de Sanidad  restablece la vacunación frente a Tetanos, Difteria y Tosferina.


La Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública restablecerá la pauta de vacunación normalizada de las vacunas de tétanos, difteria y tos ferina a partir del 2 de mayo una vez resueltos los problemas de abastecimiento a nivel nacional y europeo que se han dado en los últimos meses con estas dos vacunas.

Mas información 

martes, 28 de marzo de 2017

XII Curso Comunicación y Salud




XII Curso Comunicación y Salud.

Envejecimiento saludable.

Días 3, 4 y 5 de abril de 2017.


La Cátedra de Comunicación y Salud de la Universidad Complutense de Madrid, organiza la XII edición del Curso “Comunicación y Salud”, en esta ocasión sobre el Envejecimiento saludable.


Se celebrará los próximos días 3, 4 y 5 de abril, en horario de mañanas, en la Sala de Conferencias de la Facultad de Ciencias de la Información.


Mas información: 

XII Curso Comunicación y Salud.pdf

lunes, 27 de marzo de 2017