sábado, 9 de abril de 2011

Precauciones estandar

En la reciente historia de la prevención del riesgo biológico, la aparición en escena del VIH a comienzos de los años 80 y la notificación de la primera seroconversión al VIH de un trabajador supuso un salto cualitativo y cuantitativo en la concienciación del riesgo biológico entre los profesionales sanitarios. Así, en 1987 organismos oficiales como los Centers for Dissease Control (CDC) dictaron una serie de medidas protectoras llamadas Precauciones Estándard y que por la importancia de aplicarse en la práctica sanitaria habitual en todas las ocasiones se denominan también Precauciones Universales.
Las precauciones estándard van dirigidas a evitar el contacto con todos los fluídos biológicos de los pacientes. La primera consideración a tener en cuenta es que toda muestra de sangre y/o líquido orgánico de cualquier paciente debe considerarse y manejarse como potencialmente infecciosa. Esta consideración inicial es de una importancia capital si tenemos en cuenta que la noción del riesgo biológico está mediada por los avances en investigación que se van sucediendo. Esto es lo que se desprende tras el descubrimiento de una nueva variante de la enfermedad producida por el VHC y que podría transmitirse por la sangre, aunque las pruebas dan negativo en los marcadores de suero.

Más información en: 

0 comentarios:

Publicar un comentario