miércoles, 20 de marzo de 2013

Sanidad de Valencia trabaja en un Sistema de Notificación de Incidencias y Eventos Adversos



La Consejería de Sanidad de Valencia trabaja en la implantación, en todos los departamentos de salud de la Comunidad, de un Sistema de Notificación de Incidentes y Eventos Adversos, SINEA, según informó el secretario autonómico de Sanidad, Manuel Escolano, durante la inauguración de la Jornada Gestión de la Seguridad del Paciente, organizada por AENOR.


 

Manuel Escolano

Se trata de un sistema en el que de manera confidencial, ágil y voluntaria, los profesionales pueden notificar los efectos adversos, aunque no hayan generado un daño. Una vez notificados, toda esta información se canaliza con el objetivo de recopilar y analizar las incidencias y así poder adoptar medidas de mejora. El sistema no es punitivo, por lo que las notificaciones las puede realizar cualquier profesional en contacto con el proceso asistencial, tanto desde los centros de salud como desde los hospitales.

Escolano ha recordado que "mejorar la seguridad es una de las prioridades del sistema sanitario valenciano. Precisamente, con esa finalidad se puso en marcha en 2009 el Plan de Gestión de la seguridad del Paciente de la Comunidad Valenciana", que contempla la implantación de diversas prácticas seguras (higiene de manos, listado de verificación quirúrgica, prevención de úlceras por presión, etc.), así como la puesta en marcha del SINEA.

Para el secretario autonómico, "la seguridad del paciente ha ganado protagonismo en los últimos años, al ponerse de manifiesto que los eventos adversos ligados a la asistencia sanitaria son un problema de salud pública. Se trata de un componente fundamental de la calidad asistencial y debe estar presente en la actividad diaria de los gestores sanitarios".

Barreras de prevención

El riesgo, prosigue, es algo inherente a la mayoría de las actividades sanitarias, por tanto se hace necesario gestionarlo. "El objetivo de la gestión de riesgos es identificar las situaciones de riesgo e implantar barreras para su reducción y prevención. Es decir, evitar los eventos adversos evitables y disminuir las consecuencias de los inevitables". En este sentido, el secretario autonómico ha indicado que el abordaje de la gestión de riesgos incluye el fomento de la notificación interna, tratar la seguridad del paciente como un problema de equipo y no individual y con un enfoque de sistema y no como punitivo.
La Jornada ha estado dirigida a organizaciones del sector sanitario que tienen en marcha iniciativas dirigidas a mejorar la seguridad del paciente, que utilizan sistemas de notificación de eventos adversos y que desean a través de la certificación de un sistema de gestión de riesgos conocerlos para evitar reiteraciones futuras, favorecer las mejores prácticas, mejorar la efectividad de las actividades asistenciales, controlar y minimizar los riesgos para aumentar la seguridad en la asistencia sanitaria.

José Antonio Avila

0 comentarios:

Publicar un comentario