miércoles, 12 de marzo de 2014

“Las infecciones hospitalarias son una forma de tirar dinero por el váter”



“Las infecciones hospitalarias son una forma de tirar dinero por el váter”

Hoy queremos acercaros esta entrevista que de forma muy clara nos habla de las infecciones hospitalarias que se pueden minimizar de forma tan sencilla como la higiene de manos.



El Diario DEIA, en su edicion del 21 de febrero de 2014 publica una entrevista con el Dr. Emilio Bouza, Jefe de Servicio de microbiología del Hospital “Gregorio Marañón” de Madrid y Catedrático de microbiología de la Universidad Complutense de Madrid.

Lo último que espera un paciente que ingresa en un hospital es contraer una infección.

- Las infecciones que se contraen en un hospital, la prevalencia es del 7%, son porque allí se hacen procedimientos que llevan asociados un riesgo. La lucha actual es minimizar ese riesgo porque la mitad de las infecciones nocosomiales, aquellas que un paciente no tiene al ingresar a un hospital y adquiere durante su estancia, se pueden evitar.

Ese 7% de infecciones hospitalarias supone muchísimos enfermos y bastantes muertos.

- Muertos, por supuesto, que es lo más grave, pero también dinero. Dejando al margen los fallecidos que evidentemente es lo fundamental y es algo que no se puede cuantificar, si solo pensáramos en dinero, esto es una forma excelente de tirar dinero por el váter.

¿Dice usted que la mitad se puede evitar pero cómo?

- Cumpliendo bien cosas sencillas. La infección hospitalaria debe considerarse un accidente. Entonces apliquemos lo mismo que se hace en la aviación civil. Es decir, mecanismos de comprobación para que los descuidos, los errores o las interpretaciones inadecuadas se corrijan porque existe un doble o triple sistema.

¿Cuál es la principal?

- La higiene de manos está mejorando pero no es fácil decirle a una enfermera que antes y después de tocar a cada paciente tiene que lavarse las manos porque eso pueden ser cien higienes de manos en un día. Básicamente la idea es crear un estado de alerta hospitalaria para que todo médico, enfermera o estudiante esté pendiente de no causar infecciones.

Dice usted que estas infecciones implican un coste enorme.

- Miles de millones de euros. Con una sanidad difícil de financiar, se ha hecho poco énfasis en el control de la infección hospitalaria como mecanismo para subir la calidad y ahorrar dinero. La gente no sabe que la infección de un paciente que tiene un catéter vascular, es decir un tubito que sirve para pasarle líquidos, puede costar hasta 18.000 euros extra.

¡Qué barbaridad!

- Sí porque se prolongan los días de estancia, hay que cambiar antibióticos, el catéter... Además el enfermo puede tener complicaciones e igual hay que ponerle un tubo de tórax... Es decir, sufrimiento extra sin contar la mortalidad asociada. En mi hospital, el Gregorio Marañón, pusimos a cada proceso infeccioso un coste y se han ahorrado en el último año dos millones
ymedio de euros. Eso, con unas cuentas de la Señorita Pepis. Imagínese cuánto personal se puede contratar con ese dinero.

Habla de adoptar medidas muy sencillas.
- Por supuesto. La causa de lo que nos ocurre no es la ignorancia, es el descuido. No es que la gente no sepa que hay que echarse alcohol antes de ver un paciente, es que no se acuerda o va deprisa porque tiene mucho trabajo.

Texto completo de la entrevistaEmilio Bouza.pdf


0 comentarios:

Publicar un comentario