lunes, 31 de marzo de 2014

Ruta Quetzal 2014



Recordemos que éste es un programa creado en 1979 por Miguel de la Quadra Salcedo a sugerencia de S. M. el Rey Don Juan Carlos y se trata de un programa institucional de la Secretaría de Estado de Cooperación Institucional del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación con el patrocinio del BBVA, por el cual un grupo de jóvenes de 16 y 17 años, seleccionados entre los países de habla hispana, además de Brasil y Portugal, participan en un apasionante viaje diseñado cada año por los organizadores, para conocer muy de cerca diferentes culturas.

La elección se realiza cada año entre los mejores estudiantes de cada país del conjunto antes nombrado y que se hayan presentado a la selección según las bases publicadas. En 2014, la ruta se desarrollará íntegramente en Perú entre los meses de junio y julio, visitándose las siguientes localidades: Lima y Pachacamac en el departamento de Lima; la Península de Paracas, Ica y Nazca en el departamento de Ica y Arequipa, Chivay y Cañón del Colca en el departamento de Arequipa.

En primer lugar, y por sentido común, dos puntos importantísimos:

A) Certeza completa de que el viajero tenga actualizado el Calendario de Vacunaciones que recomienda el Consejo Interterritorial del sistema Nacional de salud. Los participantes de otros países pero que residen en España, deberán también revisar su calendario y actualizar las vacunas que fueran necesarias.
B) Contactar con un Centro de Vacunación internacional, donde les serán dadas todas las recomendaciones necesarias y le serán aplicadas las vacunas que sean aconsejables.
Independientemente de lo anterior, el Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad, a través de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación y dentro de ella la Subdirección General de Sanidad Exterior, ha elaborado unos consejos que a continuación detallamos:


1.    Vacunas rutinarias:

Tétanos-difteria:
Deberá estar actualizada. La profilaxis antitetánica que se requiere inmediatamente después de una herida depende de la naturaleza de la lesión y la historia de vacunaciones previas. En heridas sucias no es necesario el recuerdo siempre que la última dosis se haya recibido menos de 5 años previamente y 10 años en heridas limpias.
En caso de que sea necesario vacunar, se administrará la vacuna Td a partir de los 7 años de la siguiente manera:

 Tres dosis a los 0, 1 y 6 meses en caso de primovacunación.

 En caso de no estar completa la pauta, completar hasta las 3 dosis.

 Contar siempre cada dosis puesta aunque haya transcurrido más tiempo del que marca la pauta. Ello quiere decir que nunca se debe reiniciar la pauta si hay dosis anteriores puestas.

 Si la primovacunación es completa, se realizarán dosis de recuerdo cada 10 años hasta completar 5 dosis, incluida la primovacunación. En caso de considerarse necesario, por razón de riesgo elevado de infección, el intervalo entre las dosis de recuerdo puede reducirse hasta los 12 meses.

Hepatitis B:
Si no está actualizada, seguir estas indicaciones:

 En caso de no tener puesta ninguna dosis, aplicar tres dosis con la pauta 0, 1 mes y 6/12 meses.

 Posibilidad de pauta rápida con la vacuna de la hepatitis B monovalente de la siguiente manera: 0, 1 mes, 2 meses, aplicando una dosis extra entre 6-12 meses después de la primera.

 Hay una propuesta de pauta muy rápida los días 0, 7 y 21, con una dosis más a los 12 meses.

Hepatitis A:
La mayoría de los viajeros no habrán sido vacunados de Hepatitis A, en cuyo caso y si no han pasado la enfermedad, deberán ser vacunados atendiendo a las siguientes normas:

 Si es primovacunación, una dosis como mínimo dos semanas antes del viaje y una segunda dosis entre 6-12 meses.

 En caso de tener sólo una dosis, administrar una segunda si ya han pasado 6 meses desde la primera.

 Los que hayan recibido dos dosis no precisan ser vacunados.

 Dado el largo periodo de incubación de esta enfermedad, con un promedio de entre 2 y 4 semanas, la vacuna se puede administrar hasta el día de la partida y seguirá protegiendo al viajero.

Hepatitis A+B:

Es una posibilidad el aplicar esta vacuna combinada, puesto que a ambos microorganismos se puede estar expuesto en la Ruta Quetzal. Ello se efectuará de la siguiente manera:

 Si es como primovacunación, iniciarla al menos un mes y medio antes del viaje. Se aplicarán tres dosis: 0, 1 mes, 6 meses.

 Se puede aplicar una pauta rápida a los 0, 1 y 2 meses, siendo recomendable una dosis a los 12 meses de la primera.

 Existe una pauta muy rápida con tres dosis  los días 0, 7 y 21 y una de recuerdo a los 12 meses.

 En caso de haber recibido una o dos dosis, completar la pauta.

d. Si se han recibido tres dosis, no se precisa vacunación.

2.    Vacunas de uso selectivo:
Fiebre Amarilla:

En Perú hay zonas con riesgo de transmisión de la Fiebre Amarilla, aunque ninguna de estas zonas está incluida en el itinerario diseñado para la Ruta Quetzal 2014, por lo que la Vacuna contra la Fiebre Amarilla no está recomendada.


Fiebre tifoidea:

El riesgo es alto en las zonas con higiene escasa y donde haya una alta prevalencia de microorganismos resistentes a antibióticos. Existen dos posibilidades:
a. Ty21a oral. Es una cepa viva atenuada mutante de Salmonella typhi Ty21a. La pauta consta de tres cápsulas entéricas recubiertas. Se tomarán a días alternos, iniciándose la protección 7 días después de la tercera. Se estima que después de los 7 años de la última dosis la eficacia protectora sigue siendo del 67% en los residentes en zonas endémicas, aunque podría ser menor en los viajeros. Entre los 3 días anteriores y los 3 posteriores a la toma de esta vacuna, debe interrumpirse (en caso de que la hubiera) la toma de Proguanil, Mefloquina y antibióticos.
b. Vi CPS inyectable. Es una vacuna de polisacárido capsular y se administra intramuscular en región deltoidea en una dosis única, iniciándose protección a la semana. En las zonas endémicas la eficacia protectora es del 72% después de 1,5 años y del 50% a los 3 años.

3.    Profilaxis antipalúdica:
Con la Malaria ocurre algo similar a lo de la Fiebre Amarilla y es que aunque en Perú hay zonas con riesgo de transmisión, ninguna de ellas está incluida en el itinerario diseñado para la Ruta Quetzal 2014, por lo que la Quimioprofilaxis contra la Malaria no está indicada. No obstante, siempre son interesantes tanto por esta como por otras enfermedades, las medidas antimosquitos:

1)    Utilización de repelentes de insectos, que son sustancias que se aplican en zonas de piel expuesta para evitar el contacto humano/vector, aconsejándose uno que contenga DEET al 40-45%, teniendo cuidado de que no contacte con las mucosas y no fumigar la cara, párpados y labios, así como no utilizar en pieles sensibles, quemadas o dañadas por el sol. Se recomienda lavarse las manos después de usar el repelente. Pueden ser necesarias aplicaciones cada 4-6 horas, especialmente en climas cálidos y húmedos. Si el producto se aplica sobre prendas de vestir, el efecto es más duradero. Es recomendable combinar los repelentes a primeras horas de la noche con la utilización de mosquiteras impregnadas de insecticidas. Los repelentes se deben usar cumpliendo estrictamente las instrucciones del fabricante, sobre todo en los niños pequeños. Además, pueden aplicarse junto con las cremas de Factor de Protección Solar sin que se reduzca su actividad, no recomendándose aquellos productos que combinan la pantalla solar con el repelente. Lo mejor es aplicar primero la crema con FPS y luego el repelente. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha publicado en su página web la lista de repelentes de insectos comercializados en España. La dirección es: http://www.aemps.gob.es/cosmeticosHigiene/cosmeticos/docs/listado_repelentes_insectos.pdf

2) Espirales contra los mosquitos. Con una es suficiente una noche en un dormitorio normal, salvo que haya corrientes de aire. Se pueden utilizar los difusores insecticidas que se colocan sobre una rejilla que al calentarse con la electricidad hace que el insecticida se vaya evaporando.

3) Sprays en aerosoles. Para eliminar toda clase de insectos de manera rápida, en las zonas interiores, sobre todo antes de acostarse. Se recomienda combinarlos con el uso de un serpentín, vaporizador o mosquitera. Este método está muy aconsejado para eliminar los tratominos, lo que en aquella zona se conocen como Vinchucas, que suelen estar en las grietas de viviendas de adobe o caña y pueden transmitir la Enfermedad de Chagas. Se pueden utilizar también para insectos reptantes como las cucarachas y las hormigas, debiendo aplicarse en las superficies por donde andan dichos insectos.

4) Ropas protectoras. Con ello dejamos expuesta la mínima parte de piel, a la que tratamos con repelente. La ropa debe ser de manga larga y pantalones largos y calcetines, sobre todo al anochecer y amanecer y se deben evitar los colores oscuros.
También podemos aplicar repelente a las ropas y en ella mantienen su actividad más tiempo que en la piel. En caso de existir garrapatas o pulgas, hay que proteger los pies con calzado adecuado y meter los pantalones en los calcetines, examinando el cuerpo a menudo para buscar garrapatas y proceder, en caso de encontrarlas, a su extracción.

5) Mosquiteras. Son muy necesarias mientas se está durmiendo, pudiendo rociarse de algún insecticida para aumentar su eficacia. Es importante revisar que no tengan ningún agujero y no haya ningún mosquito dentro.

6) Dormir protegido: Si los mosquitos pueden penetrar en la habitación, colocar una mosquitera alrededor de la cama fijándola bajo el colchón y asegurarse de que no esté rota y de que ningún mosquito haya quedado atrapado en el interior. Para mejorar la protección puede impregnarse la mosquitera con permetrina o deltametrina. Los viajeros que acampan en tiendas deben usar una combinación de espirales, repelentes y pantallas de protección contra los mosquitos. La densidad de las mallas de las pantallas protectoras de las tiendas de campaña suele ser mayor de 1,5 mm, por lo que se recomienda poner una red especial para mosquitos. La colocación de pantallas de protección contra mosquitos en ventanas, puertas y aleros reduce la exposición a insectos voladores. Debe buscarse alojamiento con estas características siempre que sea posible.

7) Hay que tener en cuenta que aunque las picaduras pueden producirse a cualquier hora del día, los periodos de máxima actividad varían de una especie de mosquito a otra. Por ejemplo, los mosquitos responsables del Dengue pican más durante las horas diurnas, mientras que los causantes de la Malaria, tienen más actividad entre el anochecer y el amanecer.

4.    Otras enfermedades:
 Enfermedades transmitidas por insectos:
 Dengue, en las zonas urbanas y periurbanas. Transmitido por la picadura de mosquito. Al no existir vacuna, hay que extremar las medidas antimosquitos tanto durante el día como durante el atardecer. Está indicado paracetamol para bajar a fiebre, pero se desaconseja utilizar AAS y AINES. Otras enfermedades transmitidas por insectos como la Filariasis (mosquitos), Tripanosomiasis americana (Enfermedad de Chagas) (chinches) y Rickettiosis (garrapatas), deben combatirse con la adopción de medidas frente a las picaduras de insectos.

 Enfermedades relacionadas con la ingesta de agua y   alimentos contaminados:
       Víricas: norovirus, rotativus, adenovirus, etc.
        Bacterianas: shigella, salmonella, etc. Parasitarias: amebas, giardias, geohelmintiasis, paragonimus,   anisakiasis, etc. Enfermedades relacionadas con el contacto de la piel con suelos contaminados: Leptospirosis, tungiasis, etc. Se recomienda, para evitarlas, no caminar descalzo, incluso por playas.

En el caso de la Ruta Quetzal, dadas las características del viaje, no es necesaria la vacuna preexposición contra la Rabia. Será conveniente recomendar a los viajeros evitar el contacto con animales vagabundos, especialmente perros y gatos y con animales salvajes cautivos, así como con los murciélagos que pueden habitar en las cuevas. Caso de contacto con presunto o confirmado animal rabioso, es recomendable efectuar la profilaxis antirrábica postexposición. La profilaxis comenzará con un tratamiento de primeros auxilios de la herida, seguida de la aplicación de la vacuna, de acuerdo a:

 Si el contacto se reduce a tocar o alimentar a animales o a lametones  sobre piel intacta, no se considera exposición, por lo que no se aplicará vacuna postexposición si se dispone de historia clínica fiable.
 Si se trata de un mordisqueo en piel descubierta o arañazos o escoriaciones menores sin hemorragia, se considera exposición leve, con lo que se administrará la vacuna. En caso de que el animal permanezca sano durante un periodo de observación de 10 días o se compruebe, mediante técnica fiable en laboratorio, que está libre de rabia, se suspenderá el tratamiento.

 Si se producen mordeduras o arañazos transdérmicos simples o múltiples, lametones sobre piel lesionada, contaminación de membrana mucosa por saliva o exposiciones a murciélagos, se considera un tipo de exposición grave, por lo que se administrará vacuna e inmunuglobulina antirrábica. En caso de que el animal permanezca sano durante un periodo de observación de 10 días o se compruebe, mediante técnica fiable en laboratorio, que está libre de rabia, se suspenderá el tratamiento.

 El tratamiento local de heridas debe realizarse inmediatamente con un enérgico lavado y enjuagado con jabón o detergente y agua o agua sola durante 15 minutos como mínimo. Después del lavado se aplicará etanol (70%) o yodo o povidona yodada. La mayoría de las heridas por mordedura grave se tratan mejor mediante curas diarias. Debe evitarse la sutura; si no se puede evitar, primero se deberán infiltrar en la herida productos para la inmunización antirrábica pasiva y la sutura deberá demorarse varias horas. Esto permitirá la difusión del anticuerpo por los tejidos antes  de que se lleve a cabo la sutura. Para otras heridas se aplicarán antibióticos y profilaxis antitetánica si es preciso.

 Los productos biológicos antirrábicos para la inmunización pasiva no deben administrarse cuando hayan transcurrido más de 7 días desde que se inició la vacunación postexposición con la vacuna antirrábica de cultivo celular o de huevo embrionado.

5.    Prevención de enfermedades con antecedentes de brotes:
 Dengue: Durante 2013 se ha producido un aumento del número de casos de Dengue en toda Latinoamérica en relación a los casos detectados durante 2012. En el caso concreto de Perú, el mayor número de casos se han producido en la provincia de Piura. Además, se han detectado casos en zonas en las que no habían aparecido previamente casos de Dengue autóctono.

 Leptospirosis: En abril de 2013, se notificó un brote de Leptospirosis en el departamento de San Martín, con 66 casos, incluyendo 8 fallecimientos. La Leptospirosis es una enfermedad que se transmite por contacto con orina o agua, tierras húmedas y vegetación contaminadas con orina de animales infectados, especialmente roedores. Es más habitual tras épocas de inundación. Se recomienda evitar el contacto con roedores o con aguas potencialmente contaminadas.

6.    Prevención del mal de altura:
En las altitudes superiores a 2500 m hay muchas posibilidades de desarrollar el llamado mal de altura agudo. En estas altitudes está contraindicado el viaje a personas con cardiopatías o enfermedades pulmonares severas.

En la Ruta Quetzal 2014 se van a visitar zonas de altitud considerable, llegando a los 5170 m de Quehuisha, por lo que es muy aconsejable poner los medios para evitar el mal de altura, ya sea como mal de altura agudo, edema cerebral por altura o edema pulmonar por altura. Las medidas comienzan por una aclimatación, intentando pasar unos días a altitudes intermedias (por debajo de los 3000 m) intentando no realizar ascensos directos a 2750 m o más, fraccionando al menos una noche a 200 o 2500 m y a partir de ahí ir ascendiendo de forma gradual (no más de 300-500 m cada día). Puede usarse como profiláctico la acetazolamida (Edemox®), aunque no puede sustituir en ningún caso a la aclimatación. Es también aconsejable evitar los esfuerzos excesivos y el consumo de alcohol durante las 24 primeras horas en nueva altitud, aumentando, además, la ingesta de agua.

En caso de aparecer síntomas de mal de altura agudo como cefalea, cansancio, anorexia, náuseas o alteraciones del sueño, debe evitarse seguir ascendiendo. Generalmente cede tras 24-72 h. de aclimatación y en caso de que no haya mejoría, debe iniciarse el descenso. En caso de desarrollarse cuadros de gravedad, como edema cerebral de altura o edema pulmonar de altura, debe iniciarse de inmediato el descenso junto con una correcta atención médica.

Recomendaciones generales durante el viaje:

Están dirigidas a los siguientes apartados:
1)     Higiene personal. Se recomiendan duchas frecuentes y secado  minucioso de todo el cuerpo.
2)    Ropa y complementos. Ropa ligera, de colores claros y fibras naturales  (algodón, lino). El calzado debe ser cerrado, de suela dura y transpirable. El calzado en los desplazamientos debe ser cerrado, de suela dura y a ser posible transpirable. Cuidar especialmente las irritaciones cutáneas. Las infecciones por hongos pueden exacerbarse con el calor y la humedad. Es aconsejable examinar la ropa y calzado antes de vestirse, para comprobar si algún insecto estuviera oculto. Las sábanas y mantas. Se aconseja sacudirlas antes de acostarse.

3)    Exposición al sol. Puede provocar alteraciones desde muy leves a muy graves, por lo que se aconseja utilizar gafas protectoras, gorros y cremas con filtros solares. Otras precauciones relacionadas:
a.    Evitar la exposición al sol del medio día, cuando la intensidad ultravioleta es más intensa.
b.    Utilizar ropa que cubra brazos y piernas (es más eficaz contra los rayos ultravioleta que la aplicación de un protector solar).
c.    Usar gafas de sol con protección UV de diseño envolvente.
d.    Aplicar un protector solar de amplio espectro de factor de protección solar (FPS) 25 + libremente en las zonas del cuerpo no protegidas por la roma y renovar la aplicación frecuentemente.
e.    Tomar las mismas precauciones contra la exposición excesiva en el agua.
f.    Comprobar que si se debe tomar medicación, no afectará a la sensibilidad por radiación UV.
g.    Si se han tenido anteriormente reacciones adversas en la piel, evitar la exposición al sol.
4)    El calor, los cambios bruscos de temperatura y humedad pueden tener efectos adversos para la salud, la exposición a altas temperaturas puede dar lugar a la pérdida de agua y electrolitos (sale) y puede llevar al agotamiento por calor y al golpe de calor. Se debe evitar la deshidratación, manteniendo una ingesta adecuada de líquidos. La adición de un poco  de sal a los alimentos o bebidas puede ayudar a prevenir el agotamiento por calor, especialmente durante los períodos de adaptación.

Riesgos realcionados con alimentos y bebidas:

Es un tema al que hay que prestar gran atención, porque pueden ser causa frecuente de enfermedad, y el MSCSSI lo resume en los siguientes puntos:
1. Lavado frecuente de manos tanto antes como después de comer, ir al baño, etc.
2. Beber agua embotellada o debidamente tratada, bien mediante ebullición o cloración.
3. No consumir alimentos de puestos ambulantes o domicilios particulares.
4. Asegurarse de que el hielo esté preparado con agua de garantías.
5. La leche y derivados deben estar pasterurizados o higienizados.
6. Especial atención a helados y repostería.
7. No consumir pescado y marisco crudo. Incluso algunas especies pueden ser peligrosas estando cocinadas.
8. Extremar precaución con las comidas y salsas que contengan huevos crudos o poco cocinados.
9. La fruta debe tomarse pelada por uno mismo y las verduras no se deben comer crudas. Las ensaladas pueden ser peligrosas.

Riesgos relacionados con los baños:

Es importante también, según el MSCSSI, extremar medidas en este ámbito, por lo que aconseja los siguientes puntos:
a.    Conductas seguras en todo tipo de aguas recreativas.
b.    No tomar alcohol antes de cualquier actividad en o cerca de las aguas recreativas.
c.    Evitar temperaturas extremas en balnearios y saunas.
d.    Evitar la exposición excesiva a la luz solar.
e.    Evitar el contacto con aguas contaminadas.
f.    Evitar tragar cualquier tipo de agua contaminada.
g.    Evitar andar, vadear o nadar en aguas potencialmente contaminadas.
h.    Usar calzado en las orillas, en bancos de ríos y terrenos con lodos.
i.    No realizar ninguna conducta que incite al ataque de animales acuáticos.
j.    Evitar el contacto con medusas en el agua y medusas muertas en la playa.

Recomendaciones después del viaje:

Como diferentes enfermedades pueden manifestarse incluso mucho tiempo después del regreso, tanto en esta expedición, como en cualquier viaje de este tipo, en caso de ser necesario acudir a un médico, habrá que comunicarle dónde hemos estado durante los últimos 12 meses.

Mas información:

Ruta Quetzal 2014

0 comentarios:

Publicar un comentario