miércoles, 8 de octubre de 2014

Prevención y protección frente a la infección Ebola




El Consejo de Enfermeria de la Comunidad Valenciana recuerda a los profesionales de enfermeria sobre la importancia de las medidas recomendadas para prevenir el contagio de la infección.

Las noticias corren como la pólvora, "primera trabajadora sanitaria infectada en España". ¿Qué ha podido ocurrir para que se haya producido esta infección?

Pues nada más sencillo que la aplicación incorrecta de las normas de prevención de la infección y las “precauciones estándar”. ¿Y porqué esto? Pues habría que estudiarlo a fondo, pero son varias las causas que pueden contribuir.

Por un lado, que no se hayan aplicado bien los protocolos diseñados por las autoridades sanitarias. Un protocolo no solo se debe escribir. Es importante que TODOS los profesionales lo conozcan, dispongan de los materiales de protección necesarios y estén entrenados, bien entrenados.

Por otro lado, nuestra cultura preventiva. Somos conscientes que en nuestra cultura, y no solo la sanitaria, la prevención es secundaria, y somos los mismos sanitarios los que la minusvaloramos. Frases como "esto es muy exagerado", "a mi no me puede pasar nada", "nunca me ha pasado nada", etc., etc., las oímos con frecuencia.

Las responsabilidades profesionales y personales con la colectividad, derivadas de una falta de aplicación estricta de los protocolos diseñados, pueden llegar a tener graves consecuencias, aún no del todo conocidas

La primera parte y fundamental es el cumplimiento de las precauciones estándar, la higiene de las manos y la utilización correcta de guantes y equipos de protección individual, etc. Y sabemos que no tenemos la costumbre de hacerlo todo lo bien que deberíamos. Podemos mejorar y podemos hacerlo a partir de hoy. Que nadie me diga si debo usar más o menos guantes. Debo usar los estrictamente necesarios, pero bien gastados. Y que sean de calidad, que cumplan las normas.

En segundo lugar, los materiales de bioseguridad deben estar disponibles en nuestros puestos de trabajo y debemos haber sido formados en su utilización. A veces, somos los mismos usuarios los que los rechazamos, alegando incomodidad o falta de tiempo.

En tercer lugar, la eliminación de los residuos. Seamos concientes que los residuos sanitarios, y en este caso más, son peligrosos y su segregación y tratamiento deben de  ser escrupulosos. Hay protocolos y normativas que aplicar.

Y con todo esto, sencillo pero eficaz, vamos a evitar la posibilidad de cualquier contagio. Pero siendo extremadamente escrupulosos en nuestro trabajo.

En pocos días se van a difundir hasta la saciedad los protocolos de actuación. Leámoslos, entendámoslos, y si algo no entendemos, preguntemos. Y a continuación, apliquémoslos. Y demandemos equipos de calidad que realmente protejan.

Y a continuación, tranquilidad y a hacer bien nuestro trabajo. Como sabemos y podemos hacerlo.

José Antonio Forcada Segarra, Sonia Casanova Vivas y José Luís Mico Esparza.
Grupo de Trabajo en Riesgo Biológico. Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana.


0 comentarios:

Publicar un comentario