viernes, 17 de octubre de 2014

Protocolo de actuación frente a casos sospechos de Ébola


 




Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Notas de prensa:

La atención a la paciente, la coordinación, la formación específica y el refuerzo del protocolo, claves en la lucha contra el Ébola.

Comparecencia en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad asegura que el Gobierno “está siendo responsable, está dando toda la información disponible y está coordinando a los agentes institucionales, científicos y sociales para afrontar la situación”
Ana Mato envía un mensaje de apoyo y afecto a la auxiliar de enfermería Teresa Romero, a todas las personas que se encuentran ingresadas de forma preventiva y agradece a los profesionales sanitarios su labor.

La ministra afirma que España ha cumplido todas las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, con medidas de vigilancia, protocolos de actuación, acciones de coordinación y con la repatriación de los ciudadanos españoles 15 de octubre de 2014. En la lucha contra el virus Ébola, la prioridad es la atención a la paciente contagiada, la auxiliar de enfermería Teresa Romero, la seguridad de todo el personal sanitario y de la población y la coordinación nacional e internacional. Así lo ha explicado hoy la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, en su comparecencia, celebrada a petición propia, en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados.

La ministra ha comenzado su intervención con un mensaje de “apoyo y cariño” en nombre del Gobierno y de toda la sociedad española a Teresa Romero y a su familia. Asimismo, ha enviado su apoyo y afecto a las 15 personas que se encuentran ingresadas de forma voluntaria y preventiva por haber mantenido contacto directo con la paciente. Y ha trasladado su agradecimiento a los profesionales sanitarios que “han vuelto a demostrar su gran preparación y su inmensa capacidad”.

En este sentido, la ministra ha recordado que “tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, perfectamente preparado para una situación como ésta”, que el riesgo sigue siendo muy bajo según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y, por tanto, es perfectamente posible controlar la situación.

Ana Mato también ha señalado que, desde que el pasado 8 de agosto la OMS declarara el brote del virus Ébola en África Occidental como Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional, España ha seguido todas las recomendaciones:

·        En primer lugar, estar preparados para detectar, investigar o tratar un posible caso de Ébola. En este sentido, los servicios de Sanidad, Exterior, dependientes del ministerio, comprueban las declaraciones sanitarias de todos los aviones y buques procedentes de los países afectados. En concreto, hasta ahora se han controlado 75 vuelos con 3.686 viajeros y 307 tripulantes, así como 480 buques. También se han repartido casi 4.000 tarjetas informativas a pasajeros y se han distribuido carteles informativos en los aeropuertos, a la colonia española en los países afectados y se ha informado a los Centros de Vacunación Internacional.

·        En segundo lugar, elaborar protocolos nacionales de actuación. A primeros de abril, sólo unos días después de que Guinea Conackry comunicara a la OMS el brote, España ya contaba con el primer protocolo. En su elaboración participaron las Comunidades Autónomas y las sociedades científicas. Con él, “homogeneizamos tanto la vigilancia como la respuesta”, ha señalado la ministra. Hasta la fecha, 12 Comunidades han investigado a 26 viajeros con sospecha de contagio, todos con resultado negativo. Asimismo, el Ministerio dispone de un registro de cooperantes españoles que se encuentran en los países afectados, que incluye un seguimiento hasta los 21 días siguientes a su retorno.

·        En tercer lugar, acciones de coordinación, tanto a nivel nacional como internacional. El Gobierno ha estado en permanente contacto con las CC AA, con los demás ministerios implicados y también con la OMS, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y la Comisión Europea. Asimismo, la ministra ha explicado que el ministerio se mantiene en coordinación con las sociedades científicas, con las ONG sanitarias que operan en los países afectados y también con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, con el fin de ayudar y apoyar a los países con más incidencia del brote.


·        Y, por último, facilitar la repatriación de ciudadanos que hayan contraído el virus. España ha seguido las pautas de la OMS, ha explicado Mato, igual que han hecho Estados Unidos, Suiza, Noruega, Reino Unido y Alemania. Así, el 7 de agosto fue repatriado desde Liberia Miguel Pajares y el 22 de septiembre, Manuel García Viejo. “Sin duda, es nuestra obligación como país”, ha señalado.

En cuanto al contagio de Teresa Romero, la ministra ha señalado que estuvo en contacto con el último paciente repatriado en dos ocasiones, que en ambas utilizó el equipo de protección individual adecuado, y que la investigación determinará cómo se produjo el contagio. Esperar a sus resultados, ha dicho Mato, es “lo más responsable”, así como evitar juicios de valor.

Lo que está claro es que, salvo ella, a día de hoy no hay nadie en España con capacidad para transmitir el virus, ha afirmado. Por ello, tanto la UE como la OMS coinciden en que el riesgo para España es muy bajo.

MEDIDAS DE REFUERZO

Sin embargo, la ministra ha recordado que España ha empezado a adoptar, desde el mismo lunes día 6 en que se confirmó el contagio, medidas de respuesta y refuerzo. Y se hizo en torno a cuatro ejes de trabajo:

·        La coordinación y el seguimiento de la situación, con permanente información. Desde el primer día se constituyó una Comisión de Coordinación con el Ministerio y la Comunidad de Madrid que, una vez iniciados sus trabajos, se consideró conveniente ampliar ante la transversalidad de las acciones necesarias, constituyendo el Comité Especial para la Gestión en España de la enfermedad por el virus Ébola. Este comité se reúne todos los días y da información diaria de la situación. Cuenta con representantes de Sanidad, interior, Defensa, Economía y Presidencia, y está asesorado por un Comité Científico.

·        La formación específica en todos los ámbitos profesionales. Se está reforzando la formación de los profesionales sanitarios ante casos sospechosos de Ébola y la ministra ha señalado que se ha tomado la decisión de extenderla a otros profesionales, no sanitarios, que puedan verse involucrados. Para ello, el pasado lunes se acordó que la Escuela Nacional de Sanidad, integrada en el Instituto de Salud Carlos III, desarrolle un amplio programa de formación en tres niveles: inmediata, para quienes trabajan en el Hospital Carlos III de Madrid; formación ante un eventual caso de contingencia y a largo plazo. Estas tareas se llevan a cabo con el acuerdo de los agentes sociales.

·        El refuerzo del protocolo. El pasado viernes, el Ministerio y las Consejerías de Sanidad de todas las Comunidades Autónomas acordaron, en el Consejo Interterritorial monográfico sobre el Ébola, reforzar el protocolo de actuación ante casos sospechosos, situándolo por encima de las recomendaciones internacionales. En concreto, se ha modificado el umbral de fiebre para definir un caso como sospechoso entre los contactos directos de pacientes con Ébola, pasando de los 38,6º a los 37,7º. Asimismo, se ha elevado el nivel de riesgo para los contactos directos, entre ellos, los profesionales sanitarios.

En el mismo encuentro, las CC AA y el Ministerio acordaron por unanimidad una declaración conjunta en la que se propone intensificar la información oficial y enviar un mensaje conjunto de tranquilidad.

·        El contacto permanente con las instituciones europeas. La ministra ha explicado que se están intensificando las gestiones para compartir la experiencia e información a nivel europeo, en ámbitos como una posible coordinación de las repatriaciones, la coordinación de las medidas sanitarias de vigilancia, detección precoz, definición de caso o tratamiento y la necesidad de disponer de más fondos para ayuda.

En este sentido, Mato ha destacado que España sigue muy de cerca la situación del brote en África occidental y, hasta el 10 de octubre, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo ha comprometido intervenciones por valor de 3,2 millones de euros.

La ministra ha concluido su intervención explicando que el Gobierno “está siendo responsable, está dando toda la información disponible y está coordinando a los agentes institucionales, científicos y sociales que son necesarios para afrontar la difícil situación”.

Protocolo de actuación frente a casos sospechos de Ébola

0 comentarios:

Publicar un comentario